Testimonios - Jorge Orellana


Tengo 26 años el vitiligo comenzó hace tres años, desde ahí comenzaron las burlas, las miradas. Me sentía molesto porque no podía tomar sol, no poder hacer una vida normal.
   
Gracias a Betavitil® he vuelto a tener mi vida normal, ya que por mi trabajo me expongo más al sol y esto me ayudo muchísimo.
Jorge Orellana