Testimonios - Francisco Cordero


Mi Vitiligo apareció solamente en el rostro.  Estuve mucho tiempo con varias terapias de crema sin mayores resultados. Incluso viajé a Cuba para realizarme un tratamiento, pero no tuve éxito.

 

Antes    

Cuando conocí Betavitil®  no tenía tiempo de exponerme al sol. Tomé todos los días en ayuna Betavitil® y lo complementé con sesiones de fototerapia en la clínica y en un periodo de un mes obtuve espectaculares resultados. Sólo me queda dar las gracias por la mejoría de mi enfermedad. Ahora estoy más tranquilo, aunque sé que esta condición la tendré por siempre. Pero eso ya no me preocupa, pues sé que por fin encontré una solución para el Vitiligo.
Francisco Cordero