Nuestra Fórmula


Estudios recientes con betarraga (Beta vulgaris  L.), realizado por el PhD. en Química Orlando Muñoz afirman que este vegetal presenta unos pigmentos llamados Betalaínas, los cuales están relacionados estructural y biosintéticamente a un amplio grupo de pigmentos de animales, como las Melaninas, (específicamente la Eumelanina).

Las Betalaínas se producen a partir de una enzima llamada tirosina y la melanina humana también se forma a partir de la tirosina que se encuentra en el hígado.

Se han realizado estudios para conocer la absorción de la luz en las Betalaínas en celdas solares con películas de Óxido de Titanio (TiO2) teniendo una absorción máxima de 475nm.

Luego de exponer al aire, las películas de TiO2 adquieren un color castaño y el espectro obtenido presumiblemente es un polímero semejante a las melaninas en la etapa de Ciclo-Dopa.

La Melanina es el pigmento principal en mamíferos, responsable de la pigmentación de la piel, ojos y pelo.  Las Melaninas son la clave del sistema pigmentario, especialmente sus dos variedades como la Eumelanina (responsable del color negro hasta el beige más claro) y la Feomelanina (responsable de la coloración roja, hasta el rubio más claro), aunque las Eumelaninas y las Feomelaninas están presente en variados grados estructurales en la piel y pelo de los seres humanos.

El funcionamiento de la activación de la piel se llama Melanogénesis, y se inicia después de un daño celular seguido en una exposición solar. Por consiguiente, las Betalaínas  presentan una estructura favorable para la absorción de la luz solar, lo cual permite que éstas tengan una relación muy estrecha para producir nuevamente pigmento en la zona afectada por la enfermedad del Vitiligo.


Debido a todo esto nace el extracto de Beta vulgaris. L, Betavitil®, que es un alimento que ayuda a la pigmentación de la piel para combatir el Vitiligo.